PORTAL DE REVISTAS ACADÉMICAS Y CIENTÍFICAS PORTAL DE REVISTAS ACADÉMICAS Y CIENTÍFICAS
Documento sin título

DOI: http://dx.doi.org/10.19137/qs.v21i3.2139

EDITORIAL

 

Quinto Sol. Revista de Historia

Veinte años en el camino, 1997-2017

Daniel Villar1

 

“…que todo siga,
que continúen tanto
como sea posible
las tareas de la vida…”

Miguel de Montaigne

Quinto Sol cumple veinte años, veintiún volúmenes y treinta números, que así de complicada es la edad de las revistas.
El redondeo de un ciclo suele ejercer un influjo que nos impulsa a recordar algunos momentos, banales en apariencia, moldeados por la memoria, mágicamente lejanos y actuales.
Del tiempo en que la obra comenzaba, alcanzo a evocar las primeras reuniones a fines de 1996: un grupo pequeño dispuesto a realizar un proyecto sin demasiada experiencia y con muy moderadas expectativas. Por temor a un olvido, no voy a mencionar a las personas que lo componíamos: sus nombres seguramente integraron el comité editorial de aquel volumen anual de 1997, desde cuya tapa nos observan los curtidos peones de Toay que levantaron la cosecha de 1920: esa primera fotografía rescatada de archivos locales refleja nuestro pacto de que la revista se presentaría a los lectores con la imagen de una escena –en lo posible colectiva– de la vida territoriana o provincial, donde tuvieran reservado un lugar los tenaces trabajadores, las gentes del común.
El Instituto de Historia Regional y su director Don Julio Colombato nos proporcionaron anclaje institucional y una asistencia económica indispensable para impulsar la tarea. Lo demás fue hecho con un, llamémosle, artesanal entusiasmo: obtuvimos contribuciones para el número primogénito, catalogamos la revista, comenzamos las gestiones de indexación, sorteamos los obstáculos sin fin de la temida imprenta.
Tres firmas en las reseñas del volumen inaugural rizan el tiempo y atan pasado con porvenir: sus jóvenes autoras serían luego las sucesivas directoras
de Quinto Sol.2
Quinto Sol. Un nombre que también elegimos entre todos, el nombre que los nahuas dieron al mundo-hoy, al mundo vivo que se mueve y hace su camino, del mismo modo que lo hizo nuestra empresa siempre naciendo y cambiando, lanzada hacia el futuro, tan pujante como en aquellos días.

María Silvia Di Liscia y Andrea Lluch3

En este veinte aniversario de la revista y como integrantes desde su origen del equipo editorial, deseamos compartir unas breves reflexiones sobre la trayectoria de este proyecto que comenzó –cuasi artesanalmente– en 1997 y que, año a año, fue consolidándose y ocupando prioridades en nuestras propias trayectorias académicas y personales.
En ese período Quinto Sol mudó varias veces: su afiliación pasó del Instituto de Historia Regional al Instituto de Estudios Socio-Históricos; la periodicidad anual se incrementó a tres números por año, la cantidad de artículos se multiplicó por cuatro, su formato y edición en papel se reemplazó por una versión enteramente electrónica. También cambió de nombre y alcance, porque originalmente surgió para debatir los últimos avances de investigación en historia regional y luego se extendió a un universo más amplio: el de la historia (a secas).
Estas transformaciones han sido y son parte ineludible de una publicación en auge, y se reflejan en su creciente visibilización, la inclusión en distintas bases de datos, las indizaciones y el aumento en sus índices de impacto. Estas mutaciones e innovaciones nos permite decir (sin rubor y con orgullo), que hemos sido parte de un proceso de construcción y consolidación de una revista reconocida hoy a nivel nacional e internacional, que posee altos estándares de evaluación y edición, y que busca mejorar y perfeccionar sus prácticas editoriales en consonancia con tendencias internacionales.
Quinto Sol ha recorrido un sendero sostenido de difusión académica de calidad, a partir de la producción científica de reconocidos investigadores y de representantes de las nuevas generaciones de historiadores, quienes número a número han tenido un espacio para difundir sus estudios y presentar novedades bibliográficas.
Quinto Sol es una construcción colectiva. Un espacio que conjuga una fuerte identidad institucional y un alto compromiso de las y los colegas que han integrado los sucesivos Comités Editoriales; sin ese invalorable aporte personal la consolidación de la revista no habría sido posible. En este derrotero, también es fundamental la labor del Comité Científico y de los evaluadores externos, representados por destacados investigadores de distintas universidades y prestigiosos centros de investigación de nuestro país y del exterior. Además, es imprescindible el apoyo económico y técnico que brindan la Facultad de Ciencias Humanas y el Consejo Editor de Revistas Académicas y Científicas de la Universidad Nacional de La Pampa para que la revista pueda sostenerse en el universo científico actual y lograr, salvo en la crisis del 2001, una puntualidad constante en la edición de sus números.
Quinto Sol, como equipo de trabajo, ha mantenido la tradición de darle la bienvenida a jóvenes recursos, y, de esa manera, asegurar uno de los aspectos que suscita más temor en una publicación periódica: mantener su continuidad y calidad en el tiempo.
Quinto Sol sigue siendo apropiado como su nombre para los próximos años...es el sol del movimiento para el mundo nahualt y el mejor símbolo para una revista que sigue su paso, proyectándose hacia delante, hacia el futuro.

Notas

1. Universidad Nacional del Sur. Argentina. Correo electrónico: dvillar@criba.edu.ar.

2 Sucedieron a Daniel Villar en la dirección de la revista: María Silvia Di Liscia (2002-2007), Andrea Lluch (2007-2017) y actualmente Claudia Salomón Tarquini.

3 Facultad de Ciencias Humanas-Universidad Nacional de La Pampa. Argentina. Correo electrónico: silviadiliscia@gmail.com. Facultad de Ciencias Humanas-Universidad Nacional de La Pampa/ Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Argentina. Correo electrónico: andrealluch@gmail.com.