PORTAL DE REVISTAS ACADÉMICAS Y CIENTÍFICAS PORTAL DE REVISTAS ACADÉMICAS Y CIENTÍFICAS
Documento sin título

DOI: http://dx.doi.org/10.19137/huellas-2019-2317

Cita sugerida: Mikkelsen, C. A. y Velázquez G. A. (2019). Localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, aproximación al estudio de su dinámica poblacional. Revista Huellas, Volumen 23, Nº 2, Instituto de Geografía, EdUNLPam: Santa Rosa. Recuperado a partir de: http://cerac.unlpam.edu.ar/index.php/huellas.

 

ARTÍCULOS

 

Localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, aproximación al estudio de su dinámica poblacional

South east villages in the province of Buenos Aires, an approach to the study of its population dynamics

Localidades do Sudeste da provincial de Buenos Aires, aproximação ao estudo de sua dinâmica populacional

 

Claudia Andrea Mikkelsen1
CONICET/ Universidad Nacional de Mar del Plata/Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires
[ claudiamikkelsen@gmail.com ]

Guillermo Ángel Velázquez2
CONICET/ Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires
[ gvelaz@fch.unicen.edu.ar ]

 

Resumen: El significado y funcionalidad de los pequeños pueblos del sudeste de la provincia de Buenos Aires ha ido virando. Tradicionalmente la alta proporción de pequeños centros urbanos tenía asidero en el hecho que las comunicaciones eran altamente dificultosas y los espacios agrícolas necesitaban de núcleos urbanos próximos para su aprovisionamiento y la comercialización de sus productos. En la actualidad el rol de muchas de las denominadas localidades menores ha variado y con ello su capacidad de permanecer o no, prestar servicios al agro o diversificarse hacia el turismo. En tal sentido, aunque de manera incipiente, ciertas localidades menores vienen experimentando cambios caracterizados por la reestructuración de los procesos productivos ocurridos en las áreas rurales que las circundan, con incremento de la actividad no agrícola e intensificación de flujos urbano-rurales. El presente trabajo persigue como objetivo analizar la dinámica de la población residente en las localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, en especial los pueblos pequeños, a lo largo de los últimos períodos intercensales, procurando identificar ciertos rasgos caracterizadores con rupturas y continuidades a nivel espacial y temporal.

Palabras clave: Localidades menores; Dinámica poblacional; Sudeste bonaerense.

Abstract: The meaning and function of small villages in the south east of the province of Buenos Aires has shifted throughout time. Traditionally, a high proportion of minor urban centers grounded on the fact that communications were highly difficult and agricultural spaces needed to be placed near towns for their supply and for the marketing of their products. Currently, the role of many of the so-called minor towns has changed, together with their ability to remain in place or not, to provide services to the agricultural sector, or to take a new direction towards tourism. Accordingly, though in an incipient way, certain smaller localities are undergoing changes that are characterized by the restructuring of the productive processes that arose in the rural areas surrounding them, by the increase in non-agricultural activities or by the intensification of urban-rural flows. In this sense, this paper aims at analyzing the dynamics of the population residing in towns in the south east of the province of Buenos Aires, especially small towns, along the latest inter-census periods, trying to identify certain characteristic features of ruptures and continuities within spatial and temporal levels.

Key words: Minor localities; Population dynamics; Southeastern province of Buenos Aires.

Resumo: O significado e funcionalidade dos povos pequenos do sudeste da província de Buenos Aires tem mudado. Tradicionalmente a alta proporção de pequenos centros urbanos estava apoiado no fato de que as comunicações eram altamente difíceis e os espaços agrícolas precisavam de núcleos urbanos próximos para seu abastecimento e a comercialização de seus produtos. Na atualidade o papel de muitas localidades menores tem mudado e com isso sua capacidade de permanecer ou não, oferecer serviços ao agro ou diversificar-se turisticamente. Nesse sentido, embora de forma incipiente, certas localidades menores vêm experimentando mudanças caracterizadas pela reestruturação dos processos produtivos ocorridos nas áreas rurais que as circundam, com o aumento da atividade não agrícola e intensificação de fluxos urbanos-rurais. O presente trabalho tem como objetivo analisar a dinâmica da população residente nas localidades do sudeste da província de Buenos Ares, especialmente os povos pequenos tentando identificar determinadas particularidades caracterizadas por rupturas e continuidades no nível espacial e temporal.

Palavras-chave: Localidades menores; Dinâmica populacional; Sudeste bonaerense.

 

Introducción

Será recién hacia 2008 que la proporción de población mundial que habita en áreas urbanas supere a la que reside en áreas rurales, esta es como indica Dumont (2011) una de las grandes paradojas del siglo XXI, ya que nunca antes la población mundial fue tan numerosa, y nunca antes se concentró en espacios tan pequeños.
En un mundo de joven urbanización a nivel global, es interesante rescatar que del 54 % de población urbana, tal como expresan Bellet Sanfeliu y Llop Tornr (2004), la mayoría habita en ciudades pequeñas y medias que son notablemente más numerosas que las grandes aglomeraciones urbanas. “En un extremo, se sitúan las grandes aglomeraciones urbanas, en el otro, los núcleos urbanos más pequeños y, en una posición intermedia, las ciudades medias” (Bellet Sanfeliu y Llop Tornr 2004, S/D), en este trabajo la atención se posa en la dinámica de los centros poblados del sudeste de la provincia de Buenos Aires, aunque procurando dar luz especialmente a los pueblos pequeños que alcanzan hasta los 2000 habitantes, sin escindirlas del resto de los núcleos urbanos ni del espacio rural.
Para identificar las localidades adoptamos el criterio propuesto por INDEC (2001), instituto que concibe a la localidad (o poblado, pueblo, ciudad) como aglomeración. Así, una localidad se define como concentración espacial de edificios conectados entre sí por calles (Ares y Velázquez, 2009/2010, p. 107).
Son numerosos los textos académicos dedicados al estudio del sistema urbano nacional, especialmente en las últimas décadas el acento ha estado colocado en las ciudades medias o intermedias (Usach y Garrido 2008; Michelini y Davies 2009, Gorenstein et al 2010) aunque no tanto así en las pequeñas localidades.
El significado y funcionalidad de las pequeñas localidades ha ido virando. Tradicionalmente la alta proporción de pequeños centros urbanos tenía asidero en el hecho que las comunicaciones se realizaban a pie, caballo o carretas y los espacios agrícolas necesitaban de núcleos urbanos próximos para su aprovisionamiento y la comercialización de sus productos (Capel, 2009).
En la actualidad, referir a la ciudad pequeña “es hablar de un espacio que puede estar conectado en todos los sentidos al resto del mundo, pero con un ambiente social y morfológico particular, diferente al de la gran ciudad, y que puede resultar muy atractivo” (Capel 2009, p. 11), en varios sentidos. El rol de muchas de ellas ha variado y con ello su capacidad de permanecer o no, prestar servicios al agro o diversificarse hacia el turismo. A lo largo de las últimas décadas se acentúa el despoblamiento rural y los pueblos rurales, tan pujantes como proveedores de servicios en períodos anteriores, sufren una fuerte declinación a expensas del crecimiento de centros urbanos de mayor tamaño, especialmente intermedios, perfilando un escenario en el cual los observables son; concentración de la tierra y hacinamiento de la población en los centros urbanos (Barsky y Gelman, 2005, Usach y Garrido 2008).
No obstante, ciertas pequeñas localidades vienen experimentando incipientes cambios caracterizados por la reestructuración de los procesos productivos ocurridos en las áreas rurales que las circundan, incremento de la actividad no agrícola e intensificación de flujos urbano-rurales. Se transforman así en atractivas para sujetos que se desplazan territorialmente desde el espacio rural abierto hacia estas localidades menores cansados del aislamiento, desprovistos de trabajo, necesitados de educación y salud, pero que no se atreven con la «gran ciudad». Concomitantemente, también son llamativas para los arribados desde las grandes ciudades, quienes lo hacen atravesados por sus vivencias urbanas o quizá procurando recrear «espacios de crianza» retornando entonces a espacios de ruralidad, en búsqueda de tranquilidad, huyendo de la inseguridad, escapando a los sinsabores de la «gran urbe», o también en procura de acceder a la posibilidad de la vivienda propia.
De esta manera, a lo largo de las últimas tres décadas y hasta la actualidad, es cuando avanza el modelo del agronegocio, se reduce la agricultura familiar, se instalan definitivamente la agricultura industrial de alta tecnología y la sojización, pero además se reconfiguran ciertos fragmentos del espacio rural de la mano del turismo, el ocio, la recreación, tejiendo formas superpuestas, complejas, en tensión y en relación entre lo rural y lo urbano, entre nuevos y viejos residentes, entre los agropecuario y lo residencial. Con lo cual, el poblamiento de las áreas rurales dispersas y agrupadas en pueblos pequeños ha tomado una entidad diferente.
En tal sentido, estudiar la dinámica de la población se trasunta en un camino a recorrer, haciendo foco en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, tomando como objeto de estudio empírico un conjunto de partidos y localidades que actúan como ejemplificadoras de los cambios y transformaciones antes mencionadas, sin escapar a dinámicas estudiadas y analizadas previamente en la región pampeana (Arrillaga y Busso 2010).
Este acercamiento se realiza con el objetivo de analizar la dinámica de la población residente en las localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, en especial los pueblos pequeños, a lo largo de los últimos períodos intercensales, procurando identificar ciertos rasgos caracterizadores con rupturas y continuidades a nivel espacial y temporal.

Metodología

En función de la problemática de investigación que se aborde y del objetivo que se persiga quedará definida la metodología que se debe emplear. Esta puede ser de naturaleza cuantitativa, cualitativa o de convergencia, sin plantear cada una de las elecciones como disyuntivas, sino como estrategias que se alternan o complementan.
La metodología de trabajo se concentra en el análisis de información procedente de fuentes de datos secundarias, en este caso los censos de población, viviendas y hogares 1980, 1991, 2001 y 2010, relevados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). El uso de estas fuentes de información es de vital importancia dada sus características de universalidad, uniformidad, simultaneidad (Otero 2007), comparabilidad y periodicidad.
Los datos obtenidos de los mencionados censos fueron procesados a escala de las unidades administrativas (partidos) y de las localidades. Realizando en esta etapa del trabajo el cálculo de la Variación relativa intercensal (VRI) para las localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires.
También se procedió al cálculo de la pirámide triaxial para los partidos del sudeste de la provincia de Buenos Aires, labor que consiste en analizar el comportamiento simultáneo de tres componentes (en este caso población urbana, población rural agrupada y población rural dispersa), de una misma variable (formas de asentamiento dominante de la población). A partir de los valores relativos que presentan cada una de las unidades espaciales respecto de los promedios calculados para el conjunto resultaron para este caso seis categorías que fueron recreadas a partir de la construcción de cartografía temática empleando un sistema de información geográfica.
Se analiza el conjunto de las localidades del sur de la provincia de Buenos Aires empleando la categorización de Vapñarsky y Gorojovsky (1991) pudiendo establecer comportamentales generales de crecimiento, estancamiento o decrecimiento, en función de umbrales poblacionales que también han sido cartografiados.

Aportes conceptuales

Latinoamérica se ha identificado históricamente por el dominio primacial de sus sistemas urbanos, modelo heredado de la colonia que centralizaba sus riquezas en las antiguas capitales del imperio español (Montoya, 2004). Argentina no escapa a esta situación, dado que es un país en el que la proporción de población que reside en ciudades es, desde hace varias décadas, elevada3. Dicho fenómeno se reproduce, más allá de las especificidades regionales, en las diversas unidades político administrativas (provincias) alcanzando según el censo 2010 relevado por el INDEC al 91% de la población total residiendo en áreas urbanas. Por su parte, el 9% de población restante informa residir en áreas rurales agrupadas o dispersas.
Diversas son las clasificaciones de los sistemas urbanos que podríamos recuperar (Vapñarsky y Gorojosky 1990, Lindemboim y Kenedy 2003, Arrillaga y Busso 2010) y entre ellas no existen verdaderos acuerdos, en tal sentido si referimos a la categorización de Vapñarsky y Gorojosky (1990) las áreas urbanas pueden clasificarse en diversos tamaños demográficos 1) aglomeraciones de más de 1 millón de habitantes, 2) aglomeraciones de tamaño intermedio (ATIs), mayores entre 400.000 y 999.999 habitantes, y menores entre 50.000 y 399.999 habitantes), 3) ciudades pequeñas entre 20.000 y 49.999 habitantes, 4) pueblos grandes entre 19.999 y 2.000 habitantes, y 5) pueblos pequeños hasta 1.999 habitantes. No obstante,

la posición que ocupan las diferentes ciudades en la red mundial ya nada tiene que ver con el tamaño de la población… Los procesos de mundialización de la economía, la circulación de los flujos por la red global tiende a favorecer determinados puntos, tiende a la polarización, tiende a penalizar a las ciudades medias y aglomeraciones urbanas que no están bien situadas en la red. Pero a su vez dejan una oportunidad a centros medianos y pequeños para resituarse en la red global, ya que en el contexto de la globalización la talla, el tamaño de la ciudad es poco importante (Bellet Sanfeliu y Llop Tornr 2004, p. S/D).

Por tanto, el análisis se complejiza al comprender que es necesario superar aquellos estudios clásicos referidos a los sistemas urbanos en función de sus pesos demográficos y de sus áreas de influencia ya que la dinámica económica, su volatilidad, rapidez de circulación y mundialización, imponen reflexionar respecto de los lugares en fuerte vinculación con la localización del capital, lo difuso de los límites urbano-rurales, las condiciones físico-naturales, las posibilidades de acceso a bienes y servicios, entre otras cuestiones (Montoya, 2004). De este modo, en palabras de Castro y Reboratti (2008), es posible tener una visión menos fatalista sobre el destino de los pequeños centros urbanos, los cuales no necesariamente están condenados a desaparecer. Tal como plantea Jacinto (2012, p. 5) citando a Jean:

(…) los territorios rurales (…) no son solamente espacios de extracción de recursos primarios, sino espacios de vida en comunidad de pequeño tamaño que ofrecen una alternativa a la ciudad y un ambiente que requiere acciones de preservación (Jean, 2010, p. 248).

Espacios de población rural agrupada, que se preveían semi-estancados, y sobre los que se podría arriesgar que ingresan en una nueva etapa, como nuevos territorios en los que convergen las vivencias de sujetos procedentes de la gran ciudad como así también los residentes de lo rural. Estudios previos dejan entrever que la vitalidad lograda en algunas localidades rurales permite reconocer la existencia de cierta revitalización rural (Kayser 1990, Sili 2004) que pone límites a la urbanización con despoblamiento rural, proceso en general reconocido como universal y unilineal (Murmis y Feldman 2005). Arrillaga y Busso (2010) al respecto expresan que el elevado número de mano de obra rural desempleada expulsada de sus trabajos se desplaza territorialmente hacia pequeñas y medianas localidades próximas a sus residencias rurales. Argumentación que se sostiene en los datos del Censo 2010 donde “las tasas medias de crecimiento poblacional en las localidades de menos de 10.000 habitantes y en las pequeñas ciudades (menos de 50.000) superaban holgadamente los valores medios del sistema urbano” (Arrillaga y Busso 2010, p. 51), constatando además que los grandes aglomerados urbanos, los que superan los 500.000 habitantes han ido perdiendo su nivel de primacía.
En tal sentido sería posible establecer que un conjunto de pueblos pequeños (Velázquez, 2008, Lindemboim y Kennedy, 2003), localidades menores (Nuñez 2000, Mantobani 2004, Sagua 2004, Ares y Autora 2011) o asentamientos de rango menor (Jacinto, 2011, Nogar, Jacinto, Nogar, 2013) se consolidan como ámbitos de residencia, aunque no exentos de problemas, especialmente debido a falencias en los servicios públicos y a las distancias respecto de las ciudades intermedias o grandes en las cuales hallan mayor oferta de actividades y prestaciones.
Es posible establecer que aquellas que se encuentran inmersas en una fase de crecimiento no sólo ven modificada su estructura socio-demográfica sino que también ponen en tensión los distintos sentidos históricamente asignados al territorio. Proceso observable, aunque de manera incipiente en ciertos pueblos pequeños del sudeste de la provincia de Buenos Aires que recepcionan población. Los motivos presentes en este tipo de movilidad van a ser múltiples y variados aunque en líneas generales es posible emparentarlos al disfrute de la naturaleza, escapar a la inseguridad, posibilidades laborales, búsqueda de bienestar, acceso a la vivienda propia, empleo, entre otros (Mikkelsen y Ares 2010, Ares y Mikkelsen, 2015). Lugares en los cuales ocurre una “particular combinación de atributos naturales y sociales propios del locus originario, más los cruces entre lo local y lo global, lo particular y lo general, lo cercano y lo lejano” (Gurevich, 2006, p. 1). Es allí donde los sujetos viven su cotidianeidad y en su dinámica expresan una forma de reterritorialización particular.

Sudeste de la provincia de Buenos Aires, un recorte para el estudio de las localidades

El recorte territorial considerado en el presente trabajo corresponde al sudeste de la provincia de Buenos Aires conformado por los partidos de Adolfo Gonzáles Cháves, Balcarce, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, General Alvarado, General Pueyrredon, Lobería, Necochea, San Cayetano, Tandil y Tres Arroyos (Figura Nº 1), delimitación que se recupera de Cascardo, Pizarro, Peretti y Gomez (1991) a la cual se agrega el detalle de las localidades de cada partido.
Según los datos del censo 2010 relevado por INDEC el sudeste bonaerense concentra 1.053.047 habitantes, evidenciando durante el último periodo intercensal una variación relativa (VRI) de 8,29%. El 95,5% de la población es urbana (1.005.239 habitantes), 2,2% es rural agrupada (23.459 habitantes) y 2,3 % es rural dispersa (24.349 habitantes) (INDEC 2010). El conjunto de partidos en estudio evidencia para 2010 respecto de su bienestar (Autor et al 2014) valores entre Buenos y Muy Buenos en el Índice de Calidad de vida, rondando los 6,57 puntos el partido de Lobería hasta los 7,6 puntos para el partido de General Pueyrredon, en un rango de 0 a 10 donde 0 es la peor situación y 10 es la mejor.

Figura Nº 1. Partidos del sudeste, ciudades cabecera y localidades INDEC, 2010

Fuente: elaboración personal sobre la base de Cascardo, Pizarro, Peretti y Gomez (1991) e INDEC (2010).

 

Es posible a partir de la aplicación de la metodología de pirámide triaxial, (Figura Nº 2) caracterizar la dinámica de la población urbana, rural agrupada y rural dispersa a nivel de las unidades administrativas involucradas en el área de estudio. Necochea, General Alvarado, General Pueyrredon y Tandil se encuentran en el conjunto de partidos donde la población urbana se ubica por encima de la media (87,6%), Coronel Dorrego ejemplifica la unidad espacial donde la población rural agrupada se posiciona por encima de la media (7%), sin poder reseñar la presencia de unidades administrativas para el grupo comprendido por encima de la media en cuanto a población rural dispersa. No obstante, sí es posible referir a los cruces entre las tres posibilidades; en tal sentido Coronel Pringles caracteriza la combinación de población urbana y rural agrupada; Tres Arroyos, San Cayetano y Balcarce ejemplifican el vínculo entre población urbana y rural dispersa y, González Chaves y Lobería el de población rural agrupada y rural dispersa. Dejando expresado un primer aporte sobre la dinámica de asentamiento en los partidos en estudio.

Figura Nº 2. Formas de asentamiento dominante, Sudeste de la provincia de Buenos Aires, 2010

Fuente: elaboración personal sobre la base de datos de INDEC 2010.

 

Albaladejo (2008) señala,

Los trabajos de los geógrafos muestran que si bien el pueblo (localidades de menos de 2.000 habitantes) ha sido un centro importante de organización del espacio rural en el momento más fuerte de colonización agropecuaria de la región pampeana (Gaignard, 1989), desde los años 1960 pierde protagonismo en beneficio de la “pequeña ciudad activa” o sea la ciudad de 8.000 a 30.000 habitantes. Esta ciudad, en efecto, concentra todas las nuevas instituciones del productor agropecuario pampeano “modernizado”: su cooperativa, el banco local, la agencia de extensión, la escuela media y todos los otros servicios (comercios, administraciones, correo, etc.). El paraje, que agrupaba en la primera organización del espacio agrario a algunas familias alrededor de un comercio-bar y de una escuela, ya no tiene la vida social de antes (Cittadini, 1993) y los pueblos son en su mayoría concentraciones que pierden población, que ven su economía decaer así como sus principales instituciones (clubes, cooperativa cuando tuviese, etc.) (Sili, 1996; Benítez, 1998) (Albaladejo et al 2008, p. 2-3).

Efectivamente, tal como señalan Albaladejo et al (2008) y Murmis y Feldman (2006), la decadencia y hasta la desaparición de pueblos es una realidad en nuestro país, como así también en otros países. No obstante, lo central es aportar a la comprensión de las dinámicas diferenciales que se hacen presentes en los pequeños pueblos, que hace que finalmente pueda observarse su función en el proceso de complementariedad urbana rural a partir de analizar un crecimiento conjunto. Por tanto, los autores analizan las proporciones de población rural dispersa y agrupada y, con cifras que hemos actualizado, revelan que mientras que la población rural total disminuye, la agrupada en poblados de menos de 2.000 habitantes crece, mostrándolo en distintos niveles (Cuadro 1).

Cuadro 1. Población rural total (dispersa y agrupada) en Argentina y en la provincia de Buenos Aires (1991, 2001 y 2010)

Fuente: Murmis y Feldman 2006 para los datos 1991 y 2001, actualizado por los autores con los datos de INDEC 2010.

 

Craviotti plantea indicios concretos que dan cuenta:

de fenómenos de migración urbano-rural o constitución de nuevos agentes en la producción agropecuaria, que pueden resultar acotados frente a procesos estructurales de mayor intensidad, como la persistente tendencia a la disminución de la población rural o a la concentración de la producción agraria. Sin embargo, resultan importantes en términos cualitativos, ya sea porque aluden a un cambio en la composición social de algunas áreas rurales o porque indican nuevas demandas sobre la actividad agraria y el medio rural, vinculadas entre otras al acceso a los otros “bienes” que este puede ofrecer, tales como la tranquilidad, el contacto con la naturaleza y un ambiente menos contaminado (2005, p. 50).

En este contexto, el sudeste de la provincia de Buenos Aires marca, desde el análisis de las fuentes censales, una dinámica acorde a lo observado en párrafos anteriores. Tomando como punto de inicio el registro censal de 1980, los partidos muestran constante disminución porcentual en la población rural (Cuadro 2); hecho vinculado con la inclusión de tecnologías, la búsqueda de mejores condiciones de vida –especialmente las referidas a educación y salud– y avances en los medios de transporte y comunicación (Barsky y Gelman 2005, Sili, Guibert y Bustos Cara 2015).

Cuadro 2. Evolución porcentual de la población urbana y rural en el sudeste pampeano (1980-1991-2001-2010)

Fuente: Riviere et ál. 2007 para los años 1980, 1991 y 2001 actualizado para el año 2010 sobre la base de datos del INDEC 2010.

 

Al distinguir dentro del conjunto de la población rural a la población rural agrupada y a la población rural dispersa, es posible notar ciertos niveles de desagregación (Cuadro 3).

Cuadro 3. Distribución de la población rural dispersa y agrupada en el sudeste pampeano (1980, 1991, 2001 y 2010).


Fuente: Riviere et ál. 2007, p. 162, actualizada con datos 2010, INDEC.

 

En líneas generales, se ha dado un crecimiento de la población rural agrupada en localidades de hasta 2.000 habitantes; relacionado con ello, ha sido persistente el decrecimiento de la población rural dispersa. En este proceso de incremento de un grupo poblacional y decrecimiento del otro, la movilidad territorial de la población es una categoría central, ya que funciona como explicativa de los cambios de residencia. En tal sentido, las causas particulares de movilidad de la población dispersa se deberían asociar con la posibilidad de hacer más rápidos y fluidos los contactos entre las Explotaciones Agropecuarias (EAPs) en las que se desarrolla el trabajo productivo y el espacio de residencia ubicado en áreas de población rural agrupada; proceso que se ha visto acelerado por las mejoras operadas en las vías de comunicación. A esta cuestión se debe sumar el acceso al sistema educativo y de salud, pues dependiendo, por ejemplo, de la edad de los hijos se decide, tal vez de manera temporaria, modificar la residencia base hasta que los hijos cumplan con el ciclo de formación educativa. En otros casos, el incremento de la población agrupada podría responder a causas estructurales más profundas, básicamente a la imposibilidad de muchos productores de continuar trabajando la explotación, considerando en tal caso la estrategia de arrendamiento de las unidades de producción, convirtiéndose en rentistas4 y arrastrando en esta decisión a la mano de obra rural asalariada. Finalmente indicar que a lo largo de los últimos períodos intercensales es necesario referir a la reclasificación ocurrida entre las categorías rural agrupada y urbana dado que aquellas localidades menores que superan el umbral estadístico de los 2.000 habitantes el INDEC las reclasifica como urbanas, situaciones observables en Sierra de los Padres (General Pueyrredon), Nicanor Olivera (Necochea) y Claromecó (Tres Arroyos). Localidades que, si bien son reubicadas desde lo estadístico, continúan fuertemente vinculadas a los entornos de ruralidad en los que se encuentran emplazadas. Sierra de los Padres recepcionando migrantes que arriban desde Mar del Plata en búsqueda de seguridad y tranquilidad, Nicanor Olivera congregando población rural dispersa y Claromecó como localidad costera siendo ejemplo de ambas posibilidades, con arribo de rurales dispersos y citadinos.
Por tanto, al listar y caracterizar la dinámica ocurrida particularmente en el conjunto de localidades del sudeste pampeano se observan una serie de realidades detalladas en el Cuadro 4.

Cuadro 4. Localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, totales poblacionales y VRI 1991-2010




Fuente: elaboración personal sobre la base de datos de INDEC.

 

Figura Nº 3. Variación relativa intercensal 1991-2001-2010, localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires

Fuente: elaboración personal sobre la base de datos de INDEC 2010.

 

En la composición del comportamiento de la variación relativa intercensal entre 1991/2001 y 2001/2010 (Figura Nº 3) es posible componer cuatro categorías con las cuales tipificar a las localidades en función del comportamiento de la variación, un grupo que denota “Crecimiento” a lo largo del período 1991-2010, otro que crece entre 1991 y 2001 para descender luego, por ello denominado “Crecimiento decreciente”; un tercer conjunto que reúne a los que en los últimos diecinueve años han “Decrecido” y un cuarto grupo que en el primer lapso decrecen y en el último crecen, de allí su denominación “Decrecimiento creciente”.
Siguiendo la clasificación de Vapñarsky y Gorojovsky el conjunto de localidades presentes en el sudeste de la provincia de Buenos Aires clasifican desde los grupos 2 a 5, distribuidas como se observa en la Figura Nº 4. Mar del Plata es la única que representa al grupo 2, luego cinco localidades clasifican en el grupo 3 y son cabeceras de partido, once localidades ejemplifican a los Pueblos Grandes y finalmente 52 unidades son identificadas para 2010 como Pueblos Pequeños, con valores poblacionales inferiores a 1948 habitantes. En este punto es interesante observar su dinámica de variación intercensal 2001-2010 representada en el sentido de las flechas (Figura Nº 4).

Figura Nº 4. Categoría urbana y VRI 2001-2010, localidades sudeste de la provincia de Buenos Aires

Fuente: elaboración personal sobre la base de datos de INDEC 2010.

 

Si bien se trata de un análisis de carácter preliminar que se irá complejizando mediante el agregado de otros datos procedentes de diversas fuentes secundarias como así también primarias, ciertas tendencias quedan manifiestas en el conjunto de localidades presentes en el sudeste de la provincia de Buenos Aires; en principio el rol protagónico de las ciudades cabeceras, en su mayoría representantes de aglomerados de tamaño intermedio con valores positivos en sus variaciones relativas intercensales y, por tanto, con funcionalidades fundamentales en la dinámica del recorte territorial en estudio. La alta proporción de pueblos grandes con disímiles potencialidades, acompañadas por los núcleos menores o pueblos pequeños con diversidad de suerte en su dinámica demográfica, y que representan fundamentalmente los cambios orquestados en las condiciones de la ruralidad argentina, la cual se manifiesta no sólo en la aparición de nuevas condiciones sociales, tecnológicas, económicas y territoriales, sino también en una profunda modificación de la relación entre el campo y la ciudad, que tiende a disminuir y relativizar sus diferencias (Reboratti, 2008, p. 16).
El resultado que se avizora y respecto del cual amerita seguir avanzando en las investigaciones es una metamorfosis y crecimiento sobre todo de las áreas urbanas próximas a la “producción agrícola moderna”, la concentración de la tierra y la pérdida de población rural dispersa.

Comentarios de cierre

Dinámica poblacional, movilidad, localidades del sudeste de la provincia de Buenos Aires, nociones caracterizadoras de situaciones que denotan pasado y presente, términos que utilizamos a diario, y respecto de los cuales lo fundamental es considerar que dan voz y visibilidad a procesos mayores. Partir de esta premisa invita al compromiso de analizar los fenómenos espaciales con la convicción de pensarnos, de incluirnos en su construcción histórica y social. En tal sentido, más importante que planificar los límites entre lo urbano y lo rural, es poner luz respecto de las relaciones existentes entre los diversos centros urbanos, sus tamaños demográficos, vínculos y funcionalidad dado que este debate aportará elementos de utilidad para la definición de políticas y la visibilización de las dinámicas presentes en el territorio. Dado que es en el lugar donde se hacen observables las pasiones y conflictos, es allí donde será posible ahondar en el conocimiento de las motivaciones de los sujetos para decidir movilizarse o no hacia ciertas localidades, dato que en principio puede ser estudiado desde las dinámicas poblacionales que nos aporta el análisis de fuentes de datos secundarias, para luego ingresar en la búsqueda de causas explicativas más complejas vinculadas con el empleo de otras técnicas y modos de aproximación a su estudio, haciendo uso de la escala grande, de los micro análisis geográficos. Aplicando otras técnicas, pero ya desde la certeza de aproximación a localidades que representan dinámicas que las agrupan en contextos de Decrecimiento, Crecimiento, Crecimiento decreciente o Decrecimiento creciente, para ahondar en los motivos. Posibilitando de este modo arribar a un:

Modelo territorial flexible con pautas de dispersión desconcentradas, que incorporan a las ciudades pequeñas y las periferias rurales en los sistemas metropolitanos… para que de este modo se intensifiquen… las relaciones entre los centros urbanos de diferente rango, conformando mayores vínculos y constituyendo redes de interacción entre los subsistemas urbanos y rurales (Sánchez y Jiménez Martínez, 2009, p. 2).

Este proceso de complejización del sistema urbano que nos permite descubrir la dinámica presente en los grandes y pequeños pueblos del sudeste bonaerense contrasta con las visiones fatalistas de desterritorialización de los pueblos rurales. Si bien es incipiente y se debe continuar avanzando en esta línea, objetivamente aparece un efecto contrario, de reterritorialización de la mano del incremento absoluto y relativo de población habitando aglomerada en pequeños centros.
Finalmente plantear que se trata de un avance sostenido en la operacionalización y análisis de la fotografía que nos aportó el censo 2010 y que deja en suspenso nuevos interrogantes y posibilidades de ahondar en el estudio de las condiciones de vida de la población residente en el sudeste de la provincia planificando la confección de índices objetivos de bienestar de implantación puntual, la construcción de perfiles caracterizadores de las localidades donde sea posible establecer similitudes y diferencias como así también la aproximación a los sujetos mediante el relevamiento de entrevistas que admitan comprender la realidad de cada lugar. Con la posibilidad de incorporar, en breve, la comparabilidad con la nueva ronda censal prometida para 2020.

1 Profesora y licenciada en Geografía. Magister en Ciencias Sociales UNCPBA. Doctora en Geografía por la UNS. Posdoctorado Programa de Estancias Pos-doctorales en Calidad de Vida de la UNICOM, UNLZ. Investigadora adjunta del CONICET. Profesor adjunto simple concursado, FCH, UNCPBA, Jefe de trabajos prácticos parcial concursado FHUM, UNMDP. Codirectora del Grupo de Estudios sobre Población y Territorio (GESPyT), FHUM, UNMDP e integrante del CIG, UNCPB.

2 Doctor de la UBA (Geografía). Investigador Superior del CONICET. Director del Instituto de Geografía, Historia y Cs. Sociales (IGEHCS), CONICET-UNCPBA. Profesor Titular Ordinario UNCPBA e integrante del CIG, UNCPBA.

3 Velázquez (2008) establece que la proporción de población urbana en 1947 era de 62 %, en 1960 del 72 %, en 1970 de 79 %, en 1980 de 83 %, en 1991 de 88 %, en 2001 fue de 90 %, agregando que hacia el censo de 2010 el 91% de la población total reside en áreas urbanas.

 

Referencias bibliográficas

1. Albaladejo, Ch.; Carricart, P.; Diez Tetamanti, J. M.; Elverdín, J.; Larrañaga, G. (2008) Nuevas relaciones campo-pueblo impulsadas en región bonaerense por los procesos de desarrollo local: el caso de los pueblos del Partido de Magdalena. En: IV Congreso Internacional de la Red SIAL, Mar del Plata.

2. Ares, S y Autora (2014) Dinámica socioterritorial de las localidades menores del Partido de General Pueyrredon, un escenario de cambios y continuidades. En: Terceras Jornadas Nacionales de Investigación y Docencia en Geografía Argentina. Novenas Jornadas de Investigación y Extensión del Centro de Investigaciones Geográficas. Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Tandil.

3. Ares, S. y Autora (2011). Nuevas dinámicas residenciales en los asentamientos rurales del litoral sudeste pampeano. En Revista Breves Contribuciones del Instituto de Estudios Geográficos. Nº 21. Año 2009/10. (Pp104-134). Tucumán: Universidad Nacional de Tucumán.

4. Ares, S.; Autora y Sabuda, F. (2011). Identificación de localidades en el Partido de General Pueyrredon a partir de la implementación de tecnologías de información geográfica (TIGs). En Revista Geograficando. Nº 7. Pp. 51-68. La Plata: Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Universidad Nacional de La Plata.

5. Ares, S. y Autora (2015) “¿Dónde va la gente…? Desafíos para la movilidad territorial cotidiana en el Partido de General Pueyrredon en el siglo XXI. En: Lucero, P. (Dir.) Atlas de Mar del Plata y el partido de General Pueyrredon II: problemáticas socio-territoriales contemporáneas. (Pp.159-195). Mar del Plata: GESPyT. UNMdP. EUDEM.

6. Arrillaga, H y Busso, G (2010) ¿Desterritorialización o reterritorialización del interior pampeano? En Voces en el Fenix. Tierra de la abundancia. N° 28. (pp 46-55). Disponible en http://www.vocesenelfenix.com/content/%C2%BFdesterritorializaci%C3%B3n-o-reterritorializaci%C3%B3n-del-interior-pampeano.

7. Barsky, O. y Gelman, J., 2005 Historia del Agro Argentino, desde la Conquista hasta fines del siglo XX. Buenos Aires: Grijalbo Mondadori.

8. Bellet Sanfeliu, C. y Llop Torné, J (2004) Miradas a otros espacios urbanos: las ciudades intermedias. En Scripta Nova Magazine. Vol. VIII, number 165. (pp 1-27). Barcelona: Universidad de Barcelona.

9. Cascardo, A., Pizarro, J., Peretti, M. y Gomez, P (1991) Sistemas de Producción Predominantes. En Barsky, O. et al, El Desarrollo Agropecuario Pampeano, (pp.95-146). Argentina: INDEC, INTA y IICA, Grupo Editor Latinoamericano.

10. Capel, H. (2009) Las pequeñas ciudades en la urbanización generalizada y ante la crisis global. En: Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía, UNAM. Núm. 70. (pp, 7-32). Recuperado de http://www.ejournal.unam.mx/rig/RIG070/RIG000007002.pdf.

11. Castro, H. y Reboratti, C. (2008) Revisión del concepto de ruralidad en la Argentina y alternativas posibles para su redefinición, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Buenos Aires. Recuperado de http://www.proinder.gov.ar.

12. Craviotti, C. (2005) Nuevos agentes en la producción agropecuaria, ¿nuevos sujetos del desarrollo rural? En Neiman y Craviotti (com.), Entre el campo y la ciudad. Desafíos y estrategias de la pluriactividad en el agro (pp. 49-67) Buenos Aires: CICCUS.

13. Dumont, J. F. (2011) “Falsas evidencias sobre la población” En Le Monde Diplomatique, edición 148, octubre 2011, pp 30-31.

14. Gorenstein, S., Geymonat, A., Landriscini, G, Hernández, J., Preiss, O., Domeett, G., Donadoni, M., Napal, M., Urriza, G y Pacciaroni, C. (2010), Una revisión y algunas preguntas sobre ciudades intermedias. Explorando funciones en ciudades pampeanas y norpatagónicas”. En XI Seminario Internacional de la RII. Disponible https://s3.amazonaws.com/academia.edu.documents/31624400/05.19-Gorenstein.pdf?.

15. Gurevich, R. (2006) Transformaciones territoriales contemporáneas. En la Formación Docente en los actuales escenarios. Desafíos, debates y perspectivas. Seminario Taller. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación. 22 de febrero de 2006. Recuperado de http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL001352.pdf.

16. Jacinto, G. (2011) Asentamientos de rango menor (ARM) en Tandil: Transformaciones territoriales a partir de la renovación de los vínculos urbano-rurales. En: Revista Estudios Socioterritoriales, Nº 10, (pp. 103-124) Recuperado de https://docs.wixstatic.com/ugd/59a6db_b79de1d7e3ca46eab50211a266c90be9.pdf.

17. Jacinto, G. (2012) Vínculos urbano-rurales y construcción de nuevas territorialidades en asentamientos de rango menor. En Mundo Agrario, vol. 12, Nº 24 (pp 1-22) Recuperado de http://www.mundoagrario.unlp.edu.ar/.

18. Kayser, B. (1990) La renaissance rurale. Paris: Armand Colin.

19. Lindemboim, J. y Kennedy, D. (2003). Continuidad y cambios en la dinámica urbana de Argentina. En: VII Jornadas de Población, AEPA, Tafí del Valle.

20. Mantobani, J. M. (2004). Territorio, población y localidad: pasos hacia el Desarrollo Local del Partido de General Pueyrredon. En: Autor, Lucero, P. y Mantobani, J. M. (Autores y Editores) (2004). Nuestra Geografía Local. Población, urbanización y transformaciones socio-territoriales en el Partido de General Pueyrredon, Argentina, 1975-2000. (pp. 77-128) Mar del Plata: GESPyT, FH, UNMdP.

21. Mikkelsen, C. A. y Ares, S., (2010) Dime dónde vives y sabré porqué llegaste. Movilidad territorial y poblamiento de localidades menores del partido de General Pueyrredon. En Investigaciones Geográficas. Boletín del Instituto de Geografía, Instituto de Geografía, Num. 72, 2010, (pp. 101-119) México: UNAM.

22. Michelini, J. M. y Davies, C., (2009) Ciudades intermedias y desarrollo territorial: un análisis exploratorio del caso argentino. En Documentos de Trabajo GEDEUR, Nº 5 (pp 2-26) Recuperado de https://flacso.edu.ec/cite/media/2016/02/Michelini_J_et_al_2009_Ciudades_intermedias_y_desarrollo_territorial_un_analisis_exploratorio_del_caso_argentino1-1.pdf.

23. Montoya, J. W. (2004) Sistemas urbanos en América Latina: globalización y urbanización. En Cuadernos de Geografía, número 13, (pp 41-58), Bogotá, Colombia: Departamento de Geografía - Universidad Nacional de Colombia.

24. Murmis, M. y Feldman, S., (2006) Pluriactividad y pueblos rurales: Examen de un pueblo pampeano. En Neiman y Craviotti (com.), Entre el campo y la ciudad. Desafíos y estrategias de la pluriactividad en el agro, (PP. 15-47). Buenos Aires: CICCUS.

25. Nogar, G, Jacinto, G y Nogar, L. (2013) Transformaciones territoriales en asentamientos de rango menor en la pampa argentina. En VIII Jornadas Interdisciplinarias de Estudios Agrarios y Agroindustriales. Buenos Aires, 29, 30, 31 de octubre y 1 de noviembre de 2013.

26. Nuñez, A. (2000). Morfología Social. Mar del Plata 1874-1990. Mar del Plata: Edición del autor.

27. Otero, H (2007). Censos antiguos. En Torrado, S: Población y bienestar en la Argentina del primero al segundo Centenario. (187-2013). Buenos Aires: Edhasa.

28. Reboratti, C. (2008). Prólogo. En Clara Craviotti (Ed.) Los nuevos productores: alimentos de alto valor y reestructuración agraria. (pp.15-18). Buenos Aires: CICCUS.

29. Riviere, I., Autora y Ares, S. (2007) Nuevas prácticas culturales en las actividades rurales del Sudeste Pampeano: sus heterogeneidades en los inicios del Siglo XXI. En Primer Congreso de Universidades Nacionales, Río Cuarto.

30. Sagua, M. (2004) Dinámica sociodemográfica y ambiente al interior del Partido de General Pueyrredon. En: Autor, Lucero, P. y Mantobani, J. M. (Autores y Editores) (2004). Nuestra Geografía Local. Población, urbanización y transformaciones socio-territoriales en el Partido de General Pueyrredon, Argentina, 1975-2000. (pp.129-165). Mar del Plata: GESPyT, FH, UNMdP.

31. Sánchez, H. y Jiménez Martínez, N. (2009) La interfase urbano-rural en la reestructuración territorial. Procesos y expresiones contemporáneas. En XII Encuentro de Geógrafos de América Latina. Montevideo. Abril 2009. Pp. 1-15. Recuperado de http://observatoriogeograficoamericalatina.org.mx/egal12/Geografiasocioeconomica/Geografiaagraria/07.pdf.

32. Sili, M., Guibert, M., y Bustos Cara, R. (2015). Atlas de la Argentina rural (p. 298). Buenos Aires: Capital Intelectual.

33. Sili, M. (2005) La Argentina Rural. De la crisis de la modernización agraria a la construcción de un nuevo paradigma de desarrollo de los territorios rurales. Buenos Aires: INTA.

34. Sili, M., (2004) La reconstrucción de la ruralidad. Agenda para una política de desarrollo rural. En Albaladejo, Ch. y Bustos Cara, R., Desarrollo Local y Nuevas Ruralidades en Argentina. Bahía Blanca: UNS-INRA-SAD.

35. Usach, N. y Garrido Yserti, R. (2008) Globalización y ciudades en América Latina ¿Es el turno de las ciudades intermedias en la Argentina? En Documentos serie de trabajo (pp1-35). Madrid: Universidad de Alcala. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3995537.

36. Vapñarsky, C. y Gorojovsky, N., (1990) El crecimiento urbano en la Argentina. IIED. Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano.

37. Velázquez, G. A., (2001) Geografía, Calidad de Vida y Fragmentación en la Argentina de los noventa. Análisis regional y departamental utilizando SIG’s, CIG-FCH-UNCPBA, Tandil: Red de Editoriales de Universidades Nacionales.

38. Velázquez, G. A. (2008) Geografía y Bienestar. Situación local, regional y global de la Argentina luego del censo 2001. Buenos Aires: EUDEBA,

39. Velázquez, G. A., Mikkelsen, C. A., Linares, S. y Celemin, J. P. (2014) Calidad de vida en Argentina. Ranking del bienestar por departamentos (2010) Tandil. Argentina: CIG- IGEHCS-UNCPBA- CONICET.

Recibido: 24-06-2019
Aceptado: 04-09-2019

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.